164- Cumpliendo Sueños y Miedos




Buenos días estimados. Felices rodadas para l@s que salen y mejor regreso a casa para tod@s. Hoy, cumpliendo sueños y miedos….




Cumpliendo Sueños y Miedos:
Con todo mi amor desmodrómico, para ti LUCA (el pollito de papá y de nadie más):

Hace algunos días, en la cuenta de Twitter de "Pasión Motera" (@BarriendosJaume), vi un video (en lo que parecían las calles de alguna ciudad de Colombia) de un pequeñín montando una “Pocket Bike” rodando al lado de un adulto (su padre, supongo) quien montaba una Yamaha R6. Es inevitable para cualquiera que ame el mundo de las dos ruedas y tenga hijos pequeños, suspirar y comenzar a soñar imaginándose en la misma escena con sus propios críos y monturas.



En otros post les he contado un poco acerca de mí: desde hace un par de años prácticamente vivo en Colombia por lo que, lastimosamente, he estado muy alejado de mi hijo pequeño pues apenas lo veo un par de fines de semana al mes. También les he contado que como cualquier padre desmodrómico "responsable" el día que él nació le regalé su primera montura, una 848 que conoció incluso, antes que su propia casa. Aunque era evidente que pasarían varios años para que él pudiera usarla, siempre soñé con el día en que pudiéramos rodar juntos, poder compartir la mayor de mis pasiones, que hasta ahora había sido solo mía, con el amor más grande de mi vida, algo que solo pueden entender quienes, al igual que yo, han sido infectados por el dulce veneno rojo y tienen hij@s.



Esperé pacientemente a que aprendiera a caminar y poco a poco fui haciéndolo participe de mi pasión desmodrómica, cualquier ocasión era buena para regalarle alguna moto en infinidad de versiones imaginables (réplicas a escala, a control remoto, para armar, eléctricas, etc.) hasta que un día llegó a casa una “Pocket Bike” de 50 cc y motor 2T que evidentemente decoramos como si de una verdadera DUCATI se tratara. Desde aquél primer día, él apenas con un año, yo trataba de convencerlo (sin éxito) para que la montara pero durante varios años para lo único que sirvió fue para tomar algunas fotos que alimentaban mi sueño: poder verlo rodar sobre su propia montura.



El tiempo aunque inexorable es perfecto y hace algunas semanas, un evento fortuito comenzaría la mini revolución: después de viajar por medio planeta y gracias a varios amigos desmodrómicos finalmente llegaría a mis manos el Hannibal un casco Bell Race Star Carbon que @ICanoZeroRacing diseñó y coloreo para mí, pero que al parecer por un capricho cósmico fue enviado originalmente a la Zero Cueva en una talla equivocada, una talla demasiado pequeña para mí pero perfecta para mi primogénito quien al medirse éste inesperado regalo del universo y ya con 9 años decidió que era tiempo de comenzar a rodar…..



Se podrán imaginar la odisea: tuve que llevar la bendita mini montura a carburar y ajustar por completo porque habían pasado años sin siquiera encenderla……después de esperar un par de semanas para que estuviera lista y yo tuviera mi siguiente viaje a México llegaría el día cero, unos minutos de “teoría”, ajustarle el Hannibal en la cabeza y ¡listo! su primer intento por domar su pequeña montura que, seamos honestos, no le fue nada fácil, ya saben dejó el acelerador pegado sin tener control ni equilibrio con el consiguiente mini “tank slapper”, afortunadamente su tamaño le permitió controlarlo sin visitar a las hormigas y todo quedó en el primer susto de ambos (no sé cuál de los dos mayor) y un gracioso video como evidencia. De ahí en adelante lo más complicado como para cualquier otro motociclista, aprender a controlar la mente y sincronizarla responsablemente con el acelerador, tratar de encontrar su propio ritmo y límites.

Varias sesiones en el estacionamiento del edificio con vueltas a la izquierda y después invirtiendo el sentido para dominar las vueltas a la derecha sentaron las bases para que un par de semanas más tarde cuando le mostré el video de la cuenta de @BarriendosJaume, mi primogénito se sintiera preparado para dar el siguiente paso, y cumplir uno de los sueños de su padre.

Él quería un video igual y aunque la logística fue algo complicada al final logramos realizarlo. Realmente no fue como yo había soñado por todos estos años pues si bien ayuda a montones rodar en un conjunto habitacional cerrado y afortunadamente no se trataba de la 848 sino de la Pocket Bike, realmente me sentí muy nervioso yendo a su lado, todos esos miedos que aquejaron durante años a mi madre y mi nonna y que yo no podía entender se clarificaron en tan solo un segundo: me estresaban demasiado los pocos vehículos que se aproximaron, me angustiaba verlo lejos de la guarnición de la vialidad y me angustiaba aún más verlo acercarse a mi montura, si bien fueron solo un par de kilómetros en un ambiente muy controlado la mayor parte del tiempo realmente lo sufrí aunque hubo un par de momentos, pequeños instantes en los que pude disfrutar a plenitud el verlo rodar junto a mí, momentos invaluables que sin duda quedaron grabados en “slow motion” en mi memoria RAM: ver detrás de su casco esos ojos brillantes de pupilas dilatadas típicos de cualquier motociclista, esa sonrisa libre y plena que solo una montura y el viento en el pecho pueden producir, ver como su pequeño cuerpecito se inundaba desde ese momento del dulce veneno rojo, ese que sin duda nos acompañará a ambos hasta el último de nuestros alientos y que sin importar lo que pase siempre compartiremos aunque no estemos en el mismo mundo.



¿Cumplí un sueño?, definitivamente ¡si!, pero también llegaron los miedos de todos los padres que ven a sus hij@s rodar, imposible separarlos pero aun con miedos sigo convencido que es mejor enseñarle a rodar desde pequeño para que adquiera más habilidades y sea más consciente cuando llegue el momento de domar a su 848 y a todo el establo que al final de cuentas será suyo. Espero que algún día, no muy lejano, pueda cumplir el sueño completo y pueda verlo rodar a mi lado en su 848 mientras yo paseo con mi bella ragazza…..


Por último, agradecer a todos los que nos han apoyado en la causa por RICKY, #yoesoyconRICKY

Recuerden que tenemos menos de 4 meses para reunir los USD$8,000 con los que apoyaremos a este pequeño pero incansable guerrero en su tratamiento contra la Leucemia Linfoblastica Aguda de Estirpe B.

Las playeras (de impresión digital simpe, tal como las Ducatinas) cuyo costo de fabricación en México es de $200 y cuyo precio de venta será de $400 o su equivalente en las monedas locales de quienes deseen adquirirlas ($20 Dólares, $20 Euros, $60,000 Pesos Colombianos, etc.) están a su disposición a través de todas nuestras redes sociales y grupos de WhatsApp en los que participamos. 

Estamos seguros que tod@s ustedes no se quedarán indiferentes y también se sumarán para que este pequeñín pueda seguir sonriendo, de antemano gracias a tod@s…..

Atentamente
Concebimos este proyecto para reunir a todos esos "locos de máquinas desmodrómicas" alrededor del mundo que una vez que probaron "el dulce veneno rojo" no dan cabida a abandonar las creaciones de Borgo Paginale por lo que te invitamos a formar parte de nuestra Comunidad Ducatista, seguirnos en nuestras redes sociales y compartir nuestro contenido con todos tus amigos Ducatisti, atentamente:


Comentarios

Entradas más populares de este blog

07- Ducati, mitos y realidades, mi experiencia

57- #DUCATISTAporundia by @DESMO_adicto

196- 25 años después, 916

08- La vitta in ROSSO

22- DUCATI 2018, Sinfonía Italiana (AGRIDULCE)

70- ARRIESGARSE VALE LA PENA by DSR Colombia

44- Desmo a la COLOMBIANA

64- Ciao, bye, adiós a LORENZO.....

60- ¡NEW GIRL IN TOWN!

192- Karma:OFF